20 August

El Estado se ha planteado llegar al 2026 con agua potable al 100 % de las comunidades dispersas de las áreas rurales del país.

El Estado se ha planteado llegar al 2026 con agua potable al 100 % de las comunidades dispersas de las áreas rurales del país.

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua a través de su Entidad descentralizada SENASBA se encuentra ejecutando proyectos de Agua y Saneamiento básico para poblaciones menores a 500 habitantes.

El proyecto enfoca sus actividades en comunidades rurales menores a 500 habitantes que respondan a las siguientes características:  (i) poblaciones dispersas, (ii) difícil acceso vial y comunicacional, (iii) alejadas de los centros urbanos, (iv) bajo acceso a centros de salud y/a unidades educativas, (v) alto porcentaje de población infantil y adulta mayor, (vi) alto porcentaje de población flotante, (vii) población campesino indígena originaria, (viii) idioma predominantemente originario, (ix) bajos niveles de escolarización o educación formal, (x) altos niveles de rotación en sus organizaciones, (xi) bajos ingresos, (Xii) baja participación de las mujeres, (xiii) inexistencia de servicios básicos.

La problemática del desabastecimiento de agua potable en comunidades rurales bolivianas se encuentra aún vigente. Bajo ese contexto el Estado boliviano se ha planteado llegar al 2026 con agua potable a todas las comunidades rurales del país.

Este es un proyecto desafiante, en ese marco se va trabajando con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo BID, la Cooperación Suiza, y otras instancias. La premisa es cumplir como Estado con un Derecho Humano fundamental, como es el de lograr el acceso al agua potable y contar con saneamiento básico. El proyecto llega a comunidades de 20 a 15 familias, en este caso, el número no es una limitante.

Muchas regiones rurales del país no cuentan con abastecimiento suficiente de agua, en este sentido el tema de saneamiento básico se encuentra trabajado a partir de la construcción de baños ecológicos secos que no utilizan agua corriente.

El baño seco cuenta con una tasa diseña para recoger eses y orina por separado. Cuenta con una cañería que puede destinar la orina a un pozo de filtración o a un recipiente donde se almacena la misma para ser re-usada.

Durante las capacitaciones se les enseña a hacer el re-uso de la orina que puede ser utilizada en jardinería, por ejemplo. Las eses no son tratadas, estas son cubiertas con cal, tierra, aserrín u otro material orgánico, este recipiente es removido cuando ha llegado a su capacidad y es enterrado.

Todas las familias gozaran de agua potable ya sea una pileta pública en un lugar estratégico de la comunidad o piletas domiciliarias y un baño ecológico seco domiciliario.

Un elemento importante planteado por el BID es el de trabajar esta intervención, como un proyecto piloto bajo el enfoque de género. En ese marco se ha dividido a las comunidades en género regular y género intensivo. En las comunidades con género regular se deben cumplir con un porcentaje de participación de mujeres en talleres de capacitación. En las comunidades de género intensivo, se planifican actividades extras destinadas solamente a las mujeres. Se busca un porcentaje de mujeres que participen en los Comités Responsables de Proyectos, mayor número de mujeres en la EPSA, en general reducir las brechas de género.

Este es un proyecto esperado por las comunidades y por las mujeres, en 2015 muchas familias rurales deben caminar kilómetros para contar con agua para su uso diario.

El trabajo de GERENSSA se encuentra vinculado a la implementación de un Plan de Sostenibilidad que contempla tres etapas: (i) etapa PIC (Plan de Intervención a Corto Plazo), (ii) etapa PIM (Plan de Intervención a Mediano Plazo) etapa fundamental de la consultoría. En esta se conforma un comité responsable del proyecto, instancia que acompaña las actividades de DESCOM, las actividades de la empresa constructora, y organiza la contraparte de la comunidad. Se organizan actividades que tiene que ver con el fortalecimiento comunitario en general. Y (iii) etapa PIL (Plan de Intervención a Largo Plazo). En esta etapa se fortalece el trabajo de la EPSA, capacitándolos en operaciones de mantenimiento, en contabilidad y administración de recursos, se los relaciona a otras EPSAS e instancias municipales, entre otras actividades que tiene que ver con la sostenibilidad del proyecto.  


Se está trabajando en 23 comunidades de tres municipios del departamento de La Paz, Sica Sica, Yaco e Ichoca. EL equipo de trabajo se encuentra conformado por 11 profesionales. Cristian Zambrana Delgado Psicólogo Responsable Social de la Implementación de Planes de Sostenibilidad DESCOM-FI, Miguel Canaza  Antropólogo especialista en el tema de la implementación de baños secos y ecológicos, Elder Bautista Pedagogo especialista en la conformación de las EPSAS, siete facilitadores de campo, cada facilitador tiene a su cargo tres comunidades en cada municipio y el apoyo de Carmiña Dubrek Garcia Socióloga especialista en el tema género. 

Menu